En toda instalación eléctrica en las viviendas lo primordial es la instalación de enlace, el cual se trata del camino de la electricidad desde la red de distribución pública de la compañía eléctrica hasta la vivienda, y al mismo tiempo la instalación interior el cual está compuesta por los diferentes circuitos independientes de la vivienda como los son los puntos de luz y los tomas de corriente.

En las instalaciones eléctricas para una vivienda está compuesta por la línea de acometida, el cual es la línea que conecta la red de distribución de energía eléctrica de la compañía administradora con la caja general de protección, estas líneas se realizan de forma aérea o subterránea dependiendo de cómo se conecte a la red de distribución, cabe destacar que esta línea es propiedad de la compañía eléctrica y se compone de tres cables conductores de fase y el cable del neutro. La caja general de protección contiene los elementos de protección para la posterior línea repartidora, en su interior hay tres fusibles que protegen contra posibles cortocircuitos

El contador en un elemento encargado de medir y registrar el consumo de energía eléctrica, y este es uno por usuario o por vivienda, pero en un edificio todos los contadores están localizados en un espacio común, normalmente llamado centralización de contadores. Las derivaciones individuales salen del contador de cada usuario y llevan la energía eléctrica al interruptor de control de potencia el cual está instalado en el interior de la vivienda; dicho interruptor lo instala la compañía eléctrica y sirve para limitar el consumo de energía eléctrica del usuario a la potencia que ha contratado.

La toma de tierra consiste en una instalación conductora paralela a la instalación eléctrica de la vivienda, terminada en un electrodo enterrado en el suelo; en dicho conductor a tierra se conectan todos los aparatos eléctricos de la vivienda en general. Su principal función consiste en derivar a tierra cualquier fuga de corriente que haya cargado un sistema o aparato eléctrico, evitando así graves accidentes eléctricos por contacto de los usuarios o de los encargados con dichos aparatos cargados.