Los más amargos momentos de la vida, irónicamente, son los experimentados con la persona que más amamos, con aquella con la cual compartimos diariamente nuestra vida, todo inicia con problemas de comunicación que hacen que se alejen las parejas y al quedar inconclusas las conversaciones se van acumulando malos entendidos de difícil resolución a medida de que se van sumando conflictos y va aumentado el tiempo, sin darnos cuenta estamos rodeados de silencio, cada vez más difícil de quebrar con nuestros propios medios.

En estos momentos tan dolorosos cuando vemos perdiéndose la base de la vida que hemos constituido junto a nuestra pareja nos interrogamos si cabe la posibilidad que una persona externa pueda brindarnos luz en la oscuridad, guía en la incertidumbre, una mano amiga en los conflictos y la respuesta a todas estas preguntas se responden conociendo más de cerca las labores del psicólogo en Boadilla, este profesional tiene un enfoque único que puede brindar grandiosas soluciones a los problemas de pareja, principiando en que parte del hecho de que la pareja que acepta iniciar una terapia de pareja tiene lo fundamental para comenzar el tratamiento, que es la resolución de no dar todo por perdido, sino que tienen las ganas de luchar para salvar su unión, siendo esté es el material primordial para que el trabajo desarrollado por el psicólogo en Boadilla tenga éxito.

Por supuesto, es lógico que para lograr conciliaciones se tiene que restablecer la comunicación entre las partes y esto justamente es lo que va a ser logrado con la terapia de pareja, conversaciones que tienen como mediador al psicólogo de Boadilla, donde van a tener tanto el objeto de expresar nuestros sentimientos, como el de escuchar las necesidades de nuestra pareja. Cuando se encuentren los puntos en conflicto se les podrá dar a las partes métodos para su resolución e igualmente, se dotará a la pareja con herramientas a utilizar cuando se inicien nuevos problemas.